Lifestyle

MODA


Expresión de un estilo inconfundible, la moda italiana dicta las reglas del sector con marcas como Prada, Armani, Versace, Cavalli, Dolce&Gabbana. La clave del éxito radica en la creatividad, en el trabajo artesanal y en la búsqueda de un rasgo distintivo siempre a la insignia de la sencillez. Los diseñadores entrelazan los hilos de la memoria con tejidos modernos para realizar vestidos y calzados que saben conquistar viejas y nuevas generaciones.

Las modas cambian, pero los hombres necesitan siempre Dioses que adorar y soberanos que seguir.

Valentino es una leyenda, cuyo nombre se ha difundido en cada rincón del planeta junto al Rojo de sus prendas. Último emperador de la moda, en el curso de los años abre las puertas de su corte a personalidad del calibre de Liz Taylor, Jacqueline Kennedy Onassis y Sofia Loren. Por él “la moda tiene que saber exaltar la feminidad sin caer jamás en la vulgaridad”.

Giorgio Armani es coronado Rey en 1982, con la película “American Gigoló”. Sus prendas de volúmenes suaves, los pantalones amplios con pinzas, redefinen el concepto de sensualidad masculina. Su lema es: “La elegancia no está en hacerse notar, sino en ser recordado”.

En 1923 Salvatore Ferragamo gana el título de “zapatero de las estrellas” de Hollywood. El Jet set internacional y las familias reales de media Europa lo siguen entre las callejuelas de Florencia. Allí Ferragamo realiza zapatos de extraordinaria belleza por calidad e inventiva. Sus creaciones, reales obras de arte, son expuestas en la sede histórica de la empresa, el Palazzo Spini Feroni

Dolce&Gabbana son héroes en nombre del Pop porque hacen de la auténtica realidad popular su musa inspiradora. Muy a menudo en los desfiles los modelos de profesión son acompañados por personas comunes, para crear así una línea de continuidad entre el lujo y la tradición.

Los grandes de la moda italiana conceden audiencia durante la semana de la Moda en Milán, evento que se repite dos veces al año para presentar al gran público las colecciones otoño/invierno y primavera/verano.

SHOPPING


En Italia, las principales calles comerciales son infinitas y todas conducen a Roma. De hecho, en cada gran centro de ciudad hay una calle con el nombre de la ciudad eterna. Aquí se encuentran los letreros luminosos de las principales marcas de moda. Pero se puede desencovar también una bonita prenda de vestir en una feria de barrio. Basta con tener olfato para los negocios y habilidades para negociar el precio más bajo.

No se vive sólo de pan y lo sabe bien quien enseña a sus tarjetas de crédito a hablar “pradese”.

En Milán, todo gira alrededor del cuadrilátero de la Moda en Via Monte Napoleone. En Roma, las mejores tiendas donde ir de compras se encuentran en la zona del “Tridente” formada por Via Condotti, Via Borgognona, Via Frattina y la célebre Piazza Spagna, teatro de desfiles veraniegos. Via Tornabuoni en Florencia ofrece lo mejor de Ferragamo, Gucci, Prada. En Ponte Vecchio se exhiben las obras de arte de los maestros joyeros. En Bologna los amantes del lujo podrán gastar en Via Rizzoli, Via D’Azeglio y Via Farini.

Pero ir de shopping es un deseo que no se consume sólo en las boutiques. Las mejores oportunidades se encuentran en los mercados.

Cada día Porta Palazzo en Turín, uno de los más grandes mercados europeos, cobra vida con miles voces. Quien sabe buscar en el montón encontrará pequeños tesoros de sastrería.

En el mercado de San Lorenzo en Florencia, se venden numerosos artículos en piel y de cuero, desde cinturones a bolsos, pasando por las carteras.

Uno de los mercados más antiguos de Italia es el Mercado de Rialto, activo desde el año 1000. Pero atención: será difícil permanecer concentrados durante las compras, se corre el riesgo de quedar cautivado por el encanto de la laguna.

En cada calle los peregrinos de la moda sólo tendrán que pedir y les será dado. ¡Solo tendrán que buscar y encontrarán!

DESIGN


La fusión entre inspiración artística, técnica, artesanía y proceso industrial da vida a objetos de uso cotidiano de formas cautivantes. Utensilios, vehículos y muebles diseñados y fabricados en Italia ya han entrado en el imaginario colectivo. El Reloj Cifra 5, la Lambretta, la Lettera 22 de la Olivetti utilizada por periodistas como Enzo Biagi e Indro Montanelli son mundialmente reconocidas como “productos icono” del diseño Made in Italy.

En las últimas décadas el mercado internacional ha apreciado los nombres de excelencias italianas como Antonio Citterio con su “Lámpara Kelvin Led”, Matteo Thun con su sofá “Tantisassi” y Gaetano Pesce con su sillón “Up Chair”.

Pero la fama del diseño italiano viaja sobre todo en cuatro ruedas.

En Turín fue concebida la famosa Fiat 500, un auténtico concentrado de belleza en unos pocos metros cuadrados.

En Maranello en el Museo de la Ferrari será posible admirar los famosos coches rojos y los numerosos trofeos ganados en el Campeonato Mundial de Fórmula Uno. El Cavallino Rampante es el sueño secreto de todos los amantes de la velocidad.

Durante la estadía en Italia no podrá faltar una vuelta en Vespa por las calles de Roma, igual Audrey Hepburn en la película “Vacaciones romanas” del 1953.

En la tienda Olivetti en Venecia, diseñada por Carlo Scarpa, se podrá tocar con mano los diferentes productos que han hecho grande el nombre de la empresa de Ivrea como la calculadora Summa 15 y la máquina de escribir portátil Studio 44.

Los apasionados del diseño italiano se darán cita en el Salón Internacional del Mueble en Milán en el mes de abril. Aquí, durante la “Semana del Diseño”, tendrán lugar las performance de diseñadores emergentes.

ARTESANÍA


Creaciones únicas e irrepetibles nacen de la capacidad del artesano de plasmar la materia con sus propias manos, con paciencia e ingenio. Desde la cerámica a la orfebrería, pasando por la elaboración del vidrio, de la piedra, de la madera hasta el arte de la porcelana, es vasto el panorama de la artesanía italiana.

En Murano se podrá asistir a la elaboración del vidrio mediante técnicas antiguas con mechero, en horno y el vidrio soplado. Las altas temperaturas de los hornos harán que el vidrio sea totalmente maleable. El artesano realizará, delante los ojos incrédulos de los clientes, pequeñas obras de arte como caballos rampantes y gallos de larga cresta.

En las tiendas de los orfebres en Florencia, Roma y Nápoles se podrán aprender los secretos de una profesión que requiere gran pericia. Cada detalle, desde la más pequeña incisión al perfecto funcionamiento de los engranajes, es fruto de técnica y estudio.

Los amantes de la cerámica harán escala en la isla de Ischia. Aquí se podrán apreciar las ánforas, los platos, los bustos y todos los objetos realizados a mano siguiendo la mejor tradición de los antiguos maestros ceramistas. Otro lugar conocido por la producción de cerámica es Caltagirone, en la provincia de Catania, en Sicilia. En el Museo de la Cerámica será posible observar manufacturas de terracota que datan de tiempos prehistóricos.

Italia también es la patria de maestros ebanistas, hábiles en la composición de mosaicos y dibujos solo con madera y de los escultores que de un bloque de mármol dan vida a estatuas que parecen vivas.

Entre las numerosas excelencias de la artesanía italiana recordamos Arnaldo Pomodoro, escultor conocido en todo el mundo por las esferas de bronce que se “abren” bajo la mirada del transeúnte.

LUXURY


La demanda de artículos de lujo está creciendo e Italia responde al mundo ofreciendo productos de excelente calidad. La combinación ganadora entre tradición e inventiva hace que el lujo Made in Italy sea único.

Las gafas se han convertido en accesorios a los que nadie puede renunciar. De sol, de vista o simplemente de lectura, las lentes se distinguen por montura y colores. Luxottica de la familia del Vecchio
es la más grande empresa al mundo en este sector y colabora con marcas como Vogue, Chanel y Prada. La atención en los detalles y la elegancia de las gafas Luxottica es apreciada incluso en el exterior. Llevarlos significa ver el mundo bajo una nueva luz.

Los gigantes de lujo en el sector de la moda son Brunello Cucinelli por el cashmere, Prada con sus creaciones innovadoras, Fendi con sus bolsos y pieles y Ferragamo con sus calzados para las estrellas. Moncler, empresa italiana desde 1993, transforma las chaquetas de plumas de artículos deportivos a prendas de alta costura con detalles en piel.

Quien sueña con sentarse al volante de un gran coche deportivo podrá elegir entre Ferrari, Maserati y Lamborghini. Los entendedores conducirán la Ferrari California y el GranTurismo MC Stradale de la Maserati, verdaderas obras de arte en cuatro ruedas. Estos cupés de diseño chic y de suaves líneas son joyas de colección.

A los amantes del lujo italiano, aconsejamos las joyas Buccellati. Oro y plata se convertirán sobre la piel en esculturas preciosas.

Para los relojes, productos cosméticos y alhajas, Bulgari ofrece sólo lo mejor de la clase italiana. Los clientes podrán apreciar el talento de quien trabaja diamantes y gemas raras. Llevar estas creaciones de estilo único será motivo de gran orgullo.

NIGHTLIFE


En Italia la gente de la noche baila y se divierte en los locales, en los clubes, en las discotecas y en las playas. La vida nocturna del “Bel Paese” es una sucesión de aperitivos en la zona de Navigli, brindis en el Tevere y noches danzantes entre los establecimientos balnearios de la Rivera Romagnola, del Salento y de las islas.

Milán, capital de la moda, es también la patria de numerosos locales nocturnos. En la zona de Naviglio Grande será posible degustar un Spritz (aperitivo) y los deliciosos manjares del buffet a la hora de las tapas. En la célebre discoteca Hollywood en Corso Como, os podréis desencadenar con la música de Dj famosos en todo el mundo y encontrar, durante las semanas de la moda, los protagonistas del prêt-à-porter.

Después de haber cenado una “bistecca alla fiorentina”, a los amantes de la disco recomendamos el Space Club en cuyo pista han bailado desde 1969 hasta hoy cuatro generaciones de florentino y turistas.

En la capital se podrá disfrutar de una copa en Piazza Navona. En Nápoles es posible disfrutar hasta altas horas de la noche entre la muchedumbre de jóvenes que cada sábado por la tarde ocupa Piazza Bellini.

En las noches veraniegas las playas de Gallipoli, en el Salento, se convertirán en discotecas a cielo abierto. Será posible bailar sobre la arena fina y vivir la emoción de tomar un baño a medianoche.

En Calabria, en Tropea, encontraréis la diversión en los mejores disco pub y club.

Cada verano Ischia, la mayor de las islas del Golfo de Nápoles, es invadida por grupos de jóvenes. Por las noches, desde uno de los tantos locales de la Riva Destra se podrá admirar el paisaje. Se bailará luego bajo las estrellas sobre las tarimas del paseo marítimo entre Casamicciola y Lacco Ameno.

En Sicilia los amantes de la movida podrán ir a las localidades elegidas por las celebridades, desde Taormina a Siracusa hasta la isla de Panarea.

Entre las discotecas de Rimini, Riccione y Milano Marittima, no sabréis cual elegir. La diversión no terminará nunca con noches temáticas, DJ internacionales y excelentes copas.

¡En Italia el aburrimiento tiene las horas contadas!